• Circuito Campos Ventura

Escasez en Bahamas aumenta rechazo contra los inmigrantes haitianos


La desolación que dejó el huracán Dorian en Bahamas se está convirtiendo en frustración por la lentitud y escasez de la ayuda, en medio de un creciente sentimiento contra los inmigrantes haitianos que, una vez más, lo han perdido todo.


“Soy una víctima, necesito ayuda, tengo cuatro hijos y mi esposa”, implora Blondel Vincent, un haitiano con nacionalidad bahameña que lo perdió todo, menos la vida y la familia, en la furiosa tormenta de tres días.


El carpintero de 41 años se refugia con su esposa e hijos en una iglesia bautista en un vecindario de mayoría haitiana en Nassau, la capital, adonde han estado llegando los habitantes de las islas del norte de Bahamas que quedaron destruidas por la crueldad de Dorian.


Por el momento las autoridades han dado cuenta de 50 fallecidos, aunque se espera que esa cifra aumente significativamente a medida que avancen los trabajos de recuperación. Contar los muertos, ha dicho el gobierno, no es la prioridad.


Hasta el domingo, 2.500 personas habían evacuado de las islas azotadas por Dorian y el gobierno está buscando la manera de albergarlos porque los refugios en Nassau están llenos. Se manejan opciones como instalar “refugios masivos”, con tiendas de campaña, en las zonas de desastre.


Muchos de los damnificados son haitianos que vivían en un barrio de chabolas en Marsh Harbour, convertido ahora en una maraña de escombros.


Ellos enfrentan un problema añadido: los que estaban en Bahamas legalmente, perdieron sus documentos y ahora corren el riesgo de ser enviados de regreso a Haití si no pueden demostrar su situación migratoria.


“El gobierno les podría dar (un permiso) de dos o cinco años hasta que se legalicen”, dijo a la AFP Darlier Dorval, el encargado de negocios de la embajada haitiana en Bahamas. “Algunos perdieron su pasaporte o su permiso de trabajo (...) Y los bahameños y los haitianos, son todos víctimas”.



1 vista

(809) 841-9586

©2019 CIRCUITO CAMPOS VENTURA